150 ultimas

Castillo de Ponferrada

.

Foto Portada

Foto Portada

popurrí

ENLACES


+ vistas

VARIOS

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

varios

Ponferrada cumple 100 años como Ciudad


Ponferrada cumple 100 años como Ciudad
Enero 7, 2008
Este año que comienza es el centenario de la Ciudad de Ponferrada, seguro que durante este 2.008 aprenderemos algunas cosas interesantes sobre la capital del Bierzo. Dice nuestro amigo José Antonio al respecto:
Centenario
"… se recuerda cómo Ponferrada, en 1908, era distinguida por el rey Alfonso XIII con el título de ciudad. El hecho hay que relacionarlo con la proclamación, aquel año, de la Virgen de la Encina como patrona del Bierzo. Ponferrada era entonces una pequeña villa de poco más de 3.000 habitantes; faltaban diez años para que la MSP le diera el empuje que la convertiría en el núcleo polarizador de toda la comarca. Pero no quitemos protagonismo a los activos ponferradinos de la época, pues fueron ellos, los políticos, la sociedad civil y la Iglesia los que pusieron las bases de la prosperidad actual de sus 65.000 habitantes. La destrucción de buena parte de los edificios de la MSP en estos años ha sido una grave pérdida para la identidad de aquella Ponferrada industrial. Los actos que ha programado el ayuntamiento no lograrán recuperarlos pero al menos permitirán recrear y difundir la historia de esos cien años, que es nuestra historia. Cien años en los que los ponferradinos y bercianos, en sus alegrías y desgracias, fueron acompañados por la Virgen de la Encina que, por ese motivo, lo festejará con un año jubilar. "

*

Reseña biográfica de Manuel Vega Lordén, por Manuel Vega Díaz.

Mi amigo Manuel Vega Díaz (del que ya escribí algo aquí) me pide que publique en esta Constelación una semblanza de su padre, don Manuel Vega Lordén. Este texto fue leído en el homenaje que la Asociación de vecinos del casco antiguo (de Ponferrada, claro) le rindió (junto a otros ilustres vecinos) el pasado mes de junio.

P.S. Suelo usar para escribir folios descartados de una fotocopiadora en la que trabaja un amigo y, como las casualidades son así, entre el montón de hojas que me trae esta semana hay una fotocopia descentrada del Libro de actas del Ayuntamiento de Ponferrada firmada por Manuel Vega, el protagonista de esta semblanza. Dejo su firma para ilustrar la entrada.


La firma de M. V. Lordén.
Don Manuel Vega Lordén nació en Llamas de Cabrera hacia el año 1869. Hijo único de don Domingo Vega Guerra y de doña María Lordén Vega.
Por razones de vida, sus padres se trasladaron a la ciudad de Santander, en la que creció y se formó intelectual y culturalmente, titulándose como profesor de enseñanza.
Con motivo de la Guerra de Cuba, si bien por el hecho de tratarse de hijo único podía librarse de hacerlo, quizá guiado por su espíritu aventurero, renunció a este beneficio y se alistó como voluntario.
Ya en Cuba, a lo largo de los años de contienda, apoyado en su formación intelectual y, sobre todo, por méritos de guerra, partiendo de soldado raso, alcanzó la graduación de capitán de Caballería del Regimiento de Farnesio.
Concluida la guerra, regresó a España junto a sus padres. Una vez en Santander, dado que había conseguido su graduación militar por méritos en campaña, tenía que convalidar dicha graduación pasando determinado tiempo en la Academia de Caballería. Pero como quiera que su intención no pasara por continuar la carrera castrense, se acogió a los beneficios del retiro voluntario. Dueño de una pensión más que importante, se trasladó con sus padres a vivir a Ponferrada.




Don Manuel Vega Lordén.
(Foto sin firma tomada del libro Ponferrada. Alcaldes y ediles del siglo XX de don Jesús A. Courel. Autoedición. 1999)



Ya aquí, la familia se asentó en la calle de El Paraisín, en la entonces conocida como Casa del Arco, por colindar con el arco de una de las puertas de la antigua muralla, similar al actual arco de la Torre del Reloj. El arco fue demolido muy posteriormente, recién concluida la Guerra Civil, por el Ayuntamiento a petición de la Cofradía de Jesús Nazareno, a causa de la dificultad que suponía, dada su poca altura, atravesarlo con los pasos de las procesiones de Semana Santa.


El mencionado arco de la calle Paraisín (circa 1910)
Ya integrado en la vida de la ciudad, como alcalde de Ponferrada, cabe resaltar que en 1908 le correspondió presidir los actos oficiales de la coronación canónica de la Virgen de la Encina como patrona de Ponferrada y El Bierzo.
Como un caso anecdótico del espíritu aventurero de don Manuel Vega Lordén, refiere ahora uno de sus hijos que en los primeros años del siglo pasado, durante las fiestas de La Encina, el Ayuntamiento solía contratar, como atracción especial, un aeroplano con su piloto. Encontrándose don Manuel en el café, hablando con su peña de amigos, les formuló la apuesta de que si le abonaban el importe del vuelo no tendría inconveniente en subirse al avión. Reunida a escote la importante suma de 50 pesetas, así lo hizo.
Ya en vuelo, su intención pasaba por sobrevolar La Cabrera, su tierra natal. Pero aconteció que en la mecánica del aparato surgieron imprevistos que los obligó a dar de inmediato la vuelta. Mientras lo hacían, las dificultades se agravaron y el aparato comenzó a descender de modo alarmante. Años después, rememorando el episodio, les refería don Manuel a sus hijos la fuerte impresión que le había causado ver cómo en su caída se aproximaban vertiginosamente a ellos los viñedos de la zona. Por fortuna, en una desesperada maniobra, el piloto consiguió recuperar el control. Ante lo visto, sin dilación alguna, aterrizaron. Después de aquella experiencia, se procedió a desmontar el aeroplano, y en un vagón de ferrocarril fue devuelto a Francia.
En cuanto a actividades laborales, don Manuel Vega Lordén estuvo al frente de la oficina del Monte de Piedad de León en Ponferrada. Según se refirió a su hijo, renunció a este cargo por lo ingrato que le resultaba contemplar los embargos a infelices clientes que no disponían de medios para pagar los intereses de sus bienes y propiedades empeñados.
En 1916, don Manuel contrajo matrimonio en Villafranca del Bierzo con doña Soledad Díaz León, 18 años más joven que él. De esa unión nacieron nueve hijos. En los primeros años de matrimonio, don Manuel tuvo a su cargo el arbitrio municipal, conocido como Consumos. Su hijo recuerda haberle oído referir que, sobre todo en las largas noches de invierno, solía salir a inspeccionar los fielatos de las entradas de la villa. Cierto tiempo de esta actividad vino a coincidir con los años siguientes a la Gran Guerra, en los que la gripe causó verdaderos estragos entre la población. A su juicio, a causa de tantos enterramientos, atraídos por el olor de los muertos, en los árboles del cementerio se congregaban búhos, lechuzas y otras aves nocturnas y resultaba sobrecogedor oír, en el silencio de la noche, sus lúgubres cantos.
Don Manuel Vega Lordén también tuvo cierta intervención en política como colaborador de don Rosendo López, personaje relevante en aquel entonces en León, a favor de quien en los comicios celebrados hizo campaña en La Cabrera. Confiado en la influencia de dicho político, esperaba conseguir la continuación de la carretera de Ponferrada a Puebla de Sanabria, siguiendo la ruta del Campo de las Danzas. Resulta un sarcasmo ver que después de noventa años la carretera continúa sin sobrepasar ese lugar.
Confiado en las promesas de don Rosendo López, y enamorado a la vez de su Cabrera natal, don Manuel cometió uno de los errores más grandes de su vida. Ello consistió en enterrar su capital y el de su esposa en la construcción de una finca, con casa incluida, en pleno monte, y a donde llevó a la familia, compuesta entonces por la pareja y cinco niños pequeños. En aquel paraje nacieron cuatro hijos más.
Transcurridos los años sin ver llegar la carretera, muertas sus ilusiones y falto de recursos, se vio en la necesidad de recurrir a ciertas amistades, tal vez don Rosendo López, que le proporcionasen un modesto empleo, y regresó con su numerosa familia a Ponferrada.
Como nota a resaltar, en Ponferrada, don Manuel siempre residió en el casco antiguo. Además de la ya citada Casa del Arco, lo hizo en la calle Gil y Carrasco, 21, inmueble adquirido por la familia de su esposa al ésta casarse.
A su regreso de Cabrera a Ponferrada, la familia se asentó en el número 15 de la calle de El Paraisín, en donde el primero de marzo de 1944 fallecía el buen señor a la edad de 75 años.


Ponferrada, 20 de mayo de 2006

NOTA DE SERGIO LANDROVE: Álvarez Courel en el libro citado al pie de la foto de nuestro protagonista dice de él: Vega Lordén, Manuel (Concejal electo 1906-1909, en que actúa como Síndico 2º; Alcalde del 27-3-1907 al 1-7-1909 y desde esa fecha Concejal hasta el 1-1-1910; Concejal electo 1914-1918 y desde 7-2-1916 es nombrado Primer Teniente de Alcalde; Concejal nombrado para cubrir una vacante el 3-9-1934 hasta 18-4-1936) En la introducción (página 9) hace referencia a un sucedido de la época en que Vega era alcalde: En 1908 cuando Ponferrada pasa de villa a ciudad por Real Decreto y, sobre todo, cuando se corona a la Virgen de la encina como Patrona del Bierzo, el cargo de alcalde adquiere tal protagonismo que el Presidente de la Junta de Coronación, Julio Laredo, presenta un oficio en el Ayuntamiento lamentándose de que el Alcalde se arrogase todas las funciones de la misma.
Por cierto que la copia del Libro de Actas Municipal de la que saqué la firma de Vega Lordén es de la página del día 5 de septiembre de 1908 en el que se da cuenta de la concesión del título de ciudad a la hasta entonces villa de Ponferrada.





es decir:
Título de ciudad para Ponfª. Dada cuenta de un telegrama del Diputado del Distrito Señor Llanos y Zoniglía, participamos que ha gestionado y obtenido del Gobierno de S.M. el título de Ciudad para esta Villa, se decidió consignar en acta la satisfacción del concejo y otorgar á dicho Señor un merecido voto de gracias por el buen resultado de su altruista iniciativa.




Más en:
Diario de León, 24 de junio de 2007: La ronda histórica hace memoria por las calles del casco antiguo
Bierzo 7, 28 de junio de 2007. (Página 8) El abrazo del casco antiguo a su ilustres vecinos.
*